jueves, 10 de abril de 2008

Complaciendo... con placer

Creo que poder complacer lo que alguien nos pide que le complazcamos, es mucho más un placer para el que complace que para el complacido (¡Que complicado Carlín!) Y debe ser así no más, porque desde los tiempos en que hacíamos radio con mis (imbancables) hermanitos siempre sentíamos una gran satisfacción cuando podíamos complacer el pedido de algún oyente.

Quien me pidió este tema no es un oyente, es un visitante de este blog. Pero no es un visitante cualquiera es alguien que escribe y lo hace con el corazón. El mismo corazón que estoy poniendo ahora para dedicarle especialmente este tema.

Rubia (Alicia) este tema esta especialmente dedicado a vos.

Sandro: Así.

3 comentarios:

Alicia dijo...

Carlín, dos emociones juntas, tu dedicatoria y la voz del Gitano, hicieron que me emocione de verdad. Gracias por complacerme. Los senderos de tu blog son increíbles. Un abrazo muy fuerte.
Alicia

Alicia dijo...

Algun día, cuando se preste la ocasión, te contaré que conozco las mieles de hacer radio, conversar con el oyente y buscarle el tema que pide. Otro día te contaré sobre esas cosas que guardo en el corazón. Otro abrazo.
Alicia

Carlín dijo...

Alicia: En primer lugar me complace haberte complacido (sonamos empecé de nuevo!!!)
y en segundo lugar...
SORPRESA!!!! Vos también hacías radio!!! Entonces me comprenderás cuando digo que hacer radio puede resultar algo adictivo. Sobre todo (como vos decís) con la magia de conversar con el oyente. El saber que alguien del otro lado se divierte o se emociona con lo que tu también te diviertes o emocionas. Espero que, algún día de estos, podamos charlar al respecto.
PD: Te pido disculpas por hablar a veces de tu y otras de vos. Pero no es una pose es una necesidad de mi profesión. algún día te contaré más.
Un cariño
Carlín.