CHATEÁ CON NOSOTROS AQUÍ

miércoles, 10 de octubre de 2012

El Amor y las dudas...

Lo amaba con locura. Él era todo para ella. El compañero. El amigo. El amante… La vida.

Jamás había amado de esa manera. Profunda. Incontrolable. Visceral. Cuando estaban juntos la vida volvía a tener sentido. Poder amar así era un regalo maravilloso que tenía que proteger. Nada debía impedir ese sentimiento maravilloso. Nadie podría quitárselo.

Día a día, mientras estaban juntos, se preguntaba que pasaría si ya no lo tuviera, si él dejara de amarla. El solo hecho de pensarlo la estremecía. La asustaba. Sin embargo, la idea se repetía cada vez con mayor fuerza.

Con el tiempo, los momentos de duda sobre el futuro de ese amor, se fueron incrementando. Tanto que ya no podía disfrutar de estar con él. De caminar juntos. De acariciarse. De hacer el amor.

La pregunta brotaba una y otra vez en su mente: ¿Me amarás aún mañana? La relación se fue haciendo insostenible. Dudas. Discusiones. Peleas. ¿Me amarás aún mañana?

Finalmente, él se cansó. Se marcho una mañana, bajo una intensa lluvia otoñal, que apenas disimulaba las lágrimas de ella. Lo vio irse. Cansado de tantas dudas. Nunca más volvió a verlo.
Todavía hoy se sigue haciendo la misma pregunta: ¿Me amarás aún mañana?


Carlos Cuevas



The Shireles: ¿Me amarás aún mañana?

1 comentario:

Graciela Graña dijo...

Mi querido amigo escribis con tanto sentimiento, que es imposible no sentirse identificado. Hermoso todo, el relato, el video y la canción. Gracias.